La Academia presenta su hoja de ruta para llevar el cine a las aulas

De i a d: Fernando Lara, Yvonne Blake, Joan Álvarez y Mercedes Ruiz

10/7/2017.- La Academia de Cine desgranó el camino que está siguiendo para lograr que el séptimo arte esté presente en las escuelas, con vistas al documento base donde se planteen todas las medidas y pasos a seguir, que afectan a los sectores educativos y a los cinematográficos, una “hoja de ruta” que está contando con profesores, productores, guionistas, directores, el ICAA, entidades de derechos de autor y filmotecas, entre otras otros implicados en la cuestión ‘cine y educación’.

En una rueda de prensa celebrada este lunes, los coordinadores del proyecto, Mercedes Ruiz, maestra, psicopedagoga y coordinadora de la red social Cero en Conducta, y Fernando Lara, ex director de la Seminci y del ICAA, y la presidenta y el director general de la Academia, Yvonne Blake y Joan Álvarez, respectivamente, destacaron el papel de la Academia como mediador con las instituciones.

“Lo que ha hecho la Academia es ofrecerse como espacio donde pueden confluir los profesores transidos de amor por el cine y los cineastas, a los que ciertamente nos interesa que el cine esté en las escuelas”, defiende Álvarez, que cree que “llevando a las salas a los colegios vamos a formar a las próximas generaciones de espectadores para que lleguen a sentirse orgullosos del cine que se hace en España“.

Animada por la “respuesta entusiasta y unánime”,  la institución ha cubierto “una primera etapa” para conseguir introducir la alfabetización audiovisual en los programas educativos, un objetivo que le corresponde materializar al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y a las diferentes autonomías. “La nombran en su Plan Cultura 2020, pero nosotros les decimos que esta es nuestra estrategia consensuada con el sector educativo y el cinematográfico”, explica Álvarez.

Tras la reunión del pasado 27 de junio con la comunidad docente, en julio será el turno de directores, guionistas, entidades de derechos de autor, productores, exhibidores, televisiones públicas y privadas, entre otros actores de la industria.

De la reunión con los educadores salieron una serie de medidas que Lara desgranó: Un comité permanente de representantes del sector educativo presente en todas las negociaciones; la necesidad de hacer un análisis exhaustivo sobre la legislación relativa a la educación en cada una de las comunidades autónomas para definir cómo se puede actuar; un listado de películas españolas imprescindibles que los niños y los jóvenes deberían ver antes de los 16 años; la importancia de una formación del profesorado en las materias cinematográficas; y un acuerdo con la industria para determinar cómo se van a remunerar las películas que se utilizan en los centros educativos son las propuestas a llevar a cabo.

“Hoy todo el mundo produce contenido con los móviles. No tenemos las claves y, sin embargo, lo estamos produciendo. Siempre se habla de la parte negativa, de lo que se pierde el tiempo y no de lo que se puede hacer”, resalta Ruiz, que cree que esta iniciativa “cambia las audiencias”. Septiembre es la meta que se marca la psicopedagoga a la que le gustaría que a la ‘vuelta al cole’ ya se pudieran poner en práctica alguna de las iniciativas planteadas.

Las reuniones que se están manteniendo con los sectores implicados siguen con la hoja de ruta de la institución, que centró en el tema del cine y educación un número especial de la revista Academia y organizó una jornada de debate en mayo, erigiéndose en el foro aglutinador de las diferentes inquietudes e iniciativas para integrar el séptimo arte en las aulas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Publicado en Otras ediciones, Otras noticias, Sin categoría.