‘Almost Ghosts’ viaja a los pueblos fantasma de la mítica Ruta 66

Ana Ramón Rubio y Cristina Vivó, directora y productora de ‘Almost Ghosts’

24/10/2018.- DOC España presenta con Almost Ghosts los estragos de la despoblación en los pueblos de la carretera más icónica: la Ruta 66 de Estados Unidos. Vinculada a las series de televisión, este es el primer largometraje documental de la directora Ana Ramón Rubio, para el que ha contado con un equipo reducido de cinco personas.

¿Quién no se ha imaginado recorriéndola sobre ruedas? La Ruta 66 también era un sueño para la directora. Y el resultado es un viaje de 16 días y 4.000 km por la famosa carretera interestatal I-40 a través del relato melancólico de varios protagonistas: Harley, un extravagante showman de Oklahoma con su espectáculo ‘Músicos mediocres’; Ángel, un enamorado del trasiego de la ruta, conocido como el último barbero de Seligman (Arizona); y Lowell, el solitario habitante y creador de Red Oak II (Missouri), un pueblo que reconstruyó rehabilitando las viejas casas.

Tres personajes dispares con un denominador común: la lucha por sobrevivir. La ruta que conectaba de este a oeste el mapa americano era un continuo goteo de gente, pero la creación de la autovía fue un golpe para moteles, gasolineras y demás negocios a ambos lados de la «carretera madre de América» y solo algunos lugares han logrado el resurgir turístico.

La cinta, grabada a dos cámaras, ha empezado con Harley. «Me llegó un video de un turista que le había grabado en su local, me llamó mucho la atención como personaje y empecé a encontrar otras historias interesantes, todas con el nexo de los pueblos que se habían quedado fantasma a raíz de la creación de la autovía», ha explicado la directora, Ana Ramón Rubio, en el coloquio posterior a la proyección del filme en la 63 Semana Internacional de Cine de Valladolid, que también ha contado con la presencia de la productora, Cristina Vivó.

«Era algo que queríamos hacer sí o sí. Nos embarcamos en esta locura porque creíamos en este proyecto y queríamos ahondar en la nostalgia de esos tiempos en los que muchos pueblos se quedaron prácticamente despoblados», ha comentado la productora.

Las autoras también han hablado sobre los problemas de financiación. «El documental se centraba en los años de lucha de estos personajes, pero las marcas creían que iba a ser el típico reportaje de viaje. Decidimos hacer lo que llevamos dentro». El ajuste fue llevar un plan de rodaje muy definido: «cada día rodábamos en una localización y había que llevar todo muy previsto para no perder ni un minuto», ha explicado la productora.

Desde una introducción que cuenta «las esencias de cada personaje», el relato se adentra en un viaje por testimonios y «paisajes brutales» que son el hogar y la vida de las personas que consiguieron salvar los pueblos olvidados de la Ruta 66.

Publicado en 63 Edición, Doc España, Otras noticias, Sin categoría.