‘Down para arriba’: imágenes contra los estereotipos

Gustavo Garzón y Magali Nieva, director y productora de ‘Down para arriba’

24/10/2018.- Down para arriba, documental que participa a concurso en la sección Tiempo de Historia, acompaña al grupo Sin Drama de Down y a su profesor Juan Laso, un colectivo integrado en su totalidad por personas con síndrome de Down y que se propone la realización de un cortometraje en el que se represente los temas y conflictos que se plantean dentro de este. Después de la primera proyección del film en la Seminci, el director, Gustavo Garzón, ha comentado que lo que más ha intentado representar con su película es cómo comunicarse de buena forma con estas personas.

Garzón, que tiene dos hijos con síndrome de Down dentro de este grupo, ha explicado que la gente tiene mucho que aprender de ellos porque tienen una relación con la vida que no todo el mundo tiene. «Ellos rechazan lo que no les gusta, van a por lo que les interesa y tengo la sensación de que ellos son más felices que nosotros», ha añadido. El director también ha comentado que no se considera un abanderado de la integración y considera que es mejor poner esa «energía» en otro lugar.

Por otro lado, Belén Cervantes, actriz que aparece en el documental, ha comentado que ellos trabajan desde el respeto y el amor, no desde la disciplina. «Vivimos en una sociedad que vive muy rápido y ellos necesitan tiempo, que tú pares», ha añadido. En cuanto a la convivencia con el grupo, la actriz ha explicado que lo mejor es que se les permite expresarse libremente, ya que ellos tienen una manera de comunicarse con los sentimientos y que el baile y la interpretación es la mejor forma para que lo hagan.

El director también ha recalcado la figura de Juan Laso, profesor que acompaña al grupo y al que quiso dar todo el protagonismo durante el rodaje. «Yo no hice nada, solo filmaba la película, todo lo hizo él», ha explicado. Garzón también ha añadido que la cámara no fue ningún problema, ya que los chicos tenían «una relación amorosa con ella». «Era como si no estuviera allí, a ellos les encanta el escenario y el público», ha agregado.

Por su parte, la productora de la película, Magali Nieva, ha comentado que el rodaje le permitió aprender todo el tiempo y que, en todo el proceso, el documental solo la ha traído alegrías. «Cada vez que veo la película es como verla de nuevo y no puedo evitar emocionarme con ella», ha añadido. Por último, Belén Cervantes ha lanzado un mensaje a los estudiantes de educación especial, a los que ha explicado que la teoría está bien, pero que lo mejor es la conexión y trabajar con ellos.

Prisionero de la sociedad

Por otro lado, y previamente a la proyección del film, se mostró el cortometraje documental Prisionero de la sociedad, del director georgiano Rati Tsiteladze y que muestra el universo de Adelina, una joven transgénero y la relación con unos padres conservadores y una creciente tensión en el país por las políticas LGTB. El director del proyecto ha explicado que la historia nace cuando la propia protagonista se puso en contacto con él por Facebook ya que quería contar su historia. «Desde un primer momento tenía claro que debía ser un documental y así lo hice», ha añadido. El georgiano también ha comentado que decidió contar la propia experiencia y que al conocer a los padres se dio cuenta de que ellos también son prisioneros de la sociedad en la que viven.

Publicado en 63 Edición, Otras noticias, Tiempo de Historia.