El mundo del cine se compromete contra el cambio climático

Ága, de Milko Lazarov, gana la Espiga Verde a la película que mejor representa los valores medioambientales

Participantes de la mesa de conclusiones de Cine y Cambio Climático

Descarga el manifiesto El cine español frente al cambio climático al completo

26/10/2018.- Las Jornadas de Cine y Cambio Climático celebradas en el marco de la 63 Semana Internacional de Cine de Valladolid han dado como resultado que ecologistas y cineastas -productores, directores y guionistas- lancen por primera vez un manifiesto en que los profesionales del sector se comprometen en avanzar hacia formas de rodaje más respetuosas con el medio ambiente. Este manifiesto, El cine español frente al cambio climático, ha sido firmado por más de 40 profesionales del medio, que invitan a sumarse al mismo a los miembros de la industria audiovisual de nuestro país.

El manifiesto señala que los cineastas “tomamos conciencia de la necesidad de contribuir con nuestro trabajo a la protección de nuestro planeta” y “nos comprometemos a reflexionar a través de nuestro trabajo sobre las causas y posibles soluciones al cambio climático”. Además, los firmantes proponen una serie de iniciativas “para avanzar hacia formas de rodaje más respetuosas con el medio ambiente” e invitan al Gobierno e instituciones a unirse a esta propuesta y a que “tomen medidas urgentes para apoyar proyectos y rodajes a través de un ‘Sello Verde’ que garantice y premie el espíritu sostenible de nuestras futuras producciones”, tal como –recuerdan- ya existe en otros países europeos.

El sello de rodaje verde es un distintivo que certifica que proyectos audiovisuales individuales o compañías productoras audiovisuales llevan a cabo sus producciones de una manera sostenible con el medio ambiente, que se entrega a cualquier producción, tanto de largometraje, cortometraje, producciones de televisión o anuncios, que pueda verificar que su rodaje es un “rodaje verde”. Este sello se consigue cumpliendo, en la medida de lo posible, la mayoría de las 19 medidas indicadas y que afectan a los departamentos de producción, arte y vestuario, maquillaje y catering.

El manifiesto es el resultado de las Jornadas de Cine y el Cambio Climático de la Seminci, una iniciativa que pretende poner de relieve la capacidad del séptimo arte para concienciar a los amantes del cine (especialmente los más jóvenes) sobre los problemas medioambientales y contribuir a sensibilizarles sobre la necesidad de proteger el planeta frente a fenómenos como el denominado Cambio Climático. Seminci ha contado para la organización de este evento con el apoyo cerrado de Greenpeace, Asociación Estatal de Cine (AEC), la Universidad de Valladolid, Ecologistas en Acción y el soporte de la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Valladolid.

En las jornadas, científicos medioambientales y cineastas (guionistas, directores y productores) han participado en debate a puerta cerrada con representantes de organizaciones como Greenpeace y Ecologistas en Acción, y en un taller de trabajo dirigido y moderado por Carlos de Castro, físico y profesor de la Universidad de Valladolid, en el que, usando como ejemplo escenas de películas, se han analizado y debatido aciertos y desaciertos en la presentación de los conflictos medioambientales y en el tratamiento de los mismos.

Los participantes también han tomado parte en una sesión, conducida por el productor Álvaro Longoria, que planteaba la cuestión ¿El cine contamina?, en la que los reunidos han analizado los progresos en la búsqueda de rodajes sostenibles y han puesto sobre la mesa la necesidad de que se implante progresivamente la Green Shotting Card, un código de medidas para reducir la contaminación de los rodajes. El manifiesto para la progresiva implantación del Sello de Rodaje Verde es el resultado de estas Jornadas de Cine y Cambio Climático.

 

ESPIGA VERDE PARA ÁGA

La Seminci ha dado a conocer hoy que la película ÁGA, de Milko Lazarov (Bulgaria/Alemania/Francia), ha obtenido la primera Espiga Verde a la película que mejor representa los valores medioambientales de todas las programadas en la 63 edición. El jurado ha estado integrado por David Baute, director del Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias; el periodista de la Agencia EFE Arturo Larena, especialista en temas medioambientales; Mónica Parrilla, responsable de la campaña de Incendios Forestales y coordinadora del Equipo de Género de Greenpeace; Elvira Cámara, coordinadora estatal de Ecologistas en Acción, y Carmen Duce, ingeniera industrial y técnica de la Oficina de Cooperación Internacional para el Desarrollo de la Universidad de Valladolid.

ÁGA es la historia de Nanook, un cazador de renos, y su esposa Sedna. Ambos viven solos en una yurta en la nevada estepa del norte, siguiendo las tradiciones de sus antepasados. Sin embargo, su forma de vida está cambiando lenta pero inexorablemente: la caza se vuelve más difícil, los animales mueren de forma inexplicable y el hielo se derrite más temprano cada año. Cuando la salud de Sedna se deteriora, Nanook se embarca en un largo viaje para encontrar a su hija Ága que, debido a una disputa familiar, dejó la helada tundra para trabajar en una mina de diamantes. Segundo largometraje de Milko Lazarov (Bulgaria, 1967), con el que ganó el premio a la Mejor Película del Sarajevo Film Festival del Festival.

El jurado ha otorgado además una mención especial a la película canadiense Youth Unstoppable (Otro mundo es posible), de la directora  Slater Jewell-Kemker.

Publicado en 63 Edición, Cambio climático, Espiga Verde, Noticia destacada, Otras noticias.