‘L’Insulte’: Entendimiento en medio del conflicto

El director Ziad Doueiri presenta a concurso en la Sección Oficial ‘L’insulte’, la historia del enfrentamiento entre un cristiano libanés y un refugiado palestino

El director Ziad Doueiri durante la rueda de prensa sobre ‘L’insulte’

26/10/2017.- Un encontronazo con un palestino fue la “chispa” de la que surgió L’Insulte (El insulto), del libanés Ziad Doueiri, que ha entrado  a concurso en la Sección Oficial de la 62 Seminci. Ese episodio real en que un hombre insulta al director porque le ha caído agua encima cuando trabaja en el arreglo de la fachada de su casa fue solo el detonante; porque lo que hay detrás de la historia es lo que Doueiri vivió “durante cuarenta años” en Beirut.

El conflicto se representa a través del enfrentamiento entre un cristiano libanés y un refugiado palestino, que acaban en los tribunales por un intercambio de insultos. “Solo quería escribir una historia de dos personas agresivas, una contra otra, que al final descubren que tienen cosas en común”, ha explicado Doueiri.

Con Adel Karam, Christine Choueiri y Kamel El Basha al frente del reparto, Ziad Doueiri ha querido “mujeres muy fuertes” en su película. “Uno de los problemas más grandes que tenemos es que el hombre domina la sociedad. Si en el mundo árabe la mujer llegara a la política y al poder, seguro que todo sería diferente”, ha asegurado.

El director libanés, que se crió en una familia vinculada al mundo judicial y “llena de historias” de árabes, musulmanes, judíos … “un jodido revuelto”, ha dicho, ha terminado trasladando esa mezcla a su película. Afincado en Francia, ha reconocido que financia aquí sus trabajos, pero siempre cuenta historias de su país. La anterior, El atentado, fue prohibida en Líbano. L’insulte ha corrido mejor suerte, aunque no ha sido fácil llegar a estrenar.

Sorprendentemente , el Gobierno libanés dio “rápidamente el ok”, pero la cinta tenía que recibir el visto bueno de un comité, ha relatado Ziad Doueiri. Un comité formado por musulmanes, cristianos, personas de derechas, de izquierdas… “Todos tenían que opinar, no todos aprobaron, pero tenía la mayoría”. Finalmente, tras “tres meses de negociación” la cinta recibió el visto bueno. “Parecía imposible que la dejasen pasar, estoy encantado, es el  número uno de taquilla”, ha explicado el director.

El realizador ha asegurado no buscar en ningún momento la polémica y ha valorado reiteradamente la libertad creativa que hay tanto en Francia como en España. “Aquí existen los derechos; de donde yo vengo, no; no puedes expresarte de la forma que quieres”. “No tenéis ni idea de lo afortunados que sois por vivir aquí y poder decir lo que queráis”, ha insistido.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Publicado en 62 Edición, Otras noticias, Sección oficial.