‘La enfermedad del domingo’, un drama sobre las relaciones madre e hija

Ramón Salazar, el director de ‘La enfermedad del domingo’

20/10/2018.- Una mujer abandona a su hija y esta última, 35 años después, regresa con una extraña petición para su madre: pasar diez días juntas. Este es el argumento del último trabajo de Ramón Salazar, que muestra una historia a la que da vida el dúo formado por Susi Sánchez y Bárbara Lennie, que interpretan a Anabel y a Chiara respectivamente.

El film se programó este sábado, 20 de octubre, en la sección Spanish Cinema. Durante un posterior coloquio a la proyección del film, su director destacó el papel que tuvo la actriz Susi Sánchez durante la gestación del proyecto y la escritura del guion. «Estuvo involucrada en todo el proceso de creación y es algo que está retratado en la película», explicó.

Salazar también resaltó la relación que Anabel y Chiara tienen dentro de la pantalla y que se hizo presente en el montaje, que «pedía que la película fuera solo de ellas». La relación madre e hija traspasó el rodaje y, según explicó el director, se intentó que Susi y Bárbara no se conocieran mucho durante la grabación, ya que era «interesante» trasladar esa sensación de dos personas que no se conocen a la realidad.

«Dediqué mucho tiempo a escribir las biografías de ambas, pero ninguna de las dos conocía la historia del otro personaje, con lo que como actrices se sentían vulnerables con lo que conocía una de otra», añadió.

Por otro lado, Salazar reconoció que en un primer momento pensó que Bárbara Lennie iba a ser «muy joven» para el papel, pero una vez se rodó una escena de prueba, pudo ver que había un «gran entendimiento» entre director y actriz. En cuanto a Susi, el realizador explicó que la idea del guion nace de «escribir» a la actriz un papel. «La inspiración también viene de un libro en el que se pueden leer testimonios de madres que confiesan que no quieren a sus hijos», agregó.

En cuanto a la ambientación, el director comentó que los lugares de rodaje era un «terreno que conocía» y que toda la intención que había con esta era que las dos «estuvieran aisladas». «El escenario principal es la casa donde vive Chiara, que es como una cápsula del tiempo en la que todo lleva años sin cambiar», explicó Salazar, que también añadió que cuando Anabel llega a la casa es como si todo estuviera como hace 35 años.

Publicado en 63 Edición, Otras noticias, Spanish Cinema.