La igualdad de género en el cine español, en Seminci

Hacer más hincapié en la educación y adecuar los contenidos del cine a la realidad han sido dos de las conclusiones de esta mesa redonda

De izquierda a derecha: Javier Angulo, Jara Yañéz, María Zamora, Pilar Revuelta, Ana Gracia, Raquel Fernández, Coral Cruz, Chus Gutiérrez, Rosa Estévez, Julia Juaniz, Patricia Monné, Amanda Villavieja

23/10/2017.- La 62 edición de la Semana Internacional del Cine de Valladolid ha abierto debate sobre las mujeres en el cine español y lo ha hecho en la tercera jornada de este certamen, el lunes 23 de octubre, con un foro en el que han participado un gran número de mujeres relacionadas con esta industria. Una iniciativa innovadora en este festival que se ha completado con una mesa redonda y que comenzó con un foro a puerta cerrada a partir del cual se extrajeron un gran número de conclusiones y propuestas.

A la mesa redonda han acudido un total de doce mujeres, con distintos cargos y edades, todas ellas profesionales del cine. Encuentro que ha servido para reflexionar sobre el papel femenino en la industria cinematográfica de este país y “para saber, a través de las distintas experiencias, cómo se encuentra este sector”, según ha introducido Jara Yáñez, redactora en la revista Caimán. Cuadernos de cine.

“Es complicado hacerse escuchar y sobretodo, es complicado que se te escuche por el hecho de ser mujer”. Así ha explicado la directora de Arte de películas como Un monstruo viene a verme o Lágrimas negras, Pilar Revuelta, la situación de la mujer dentro de su oficio a partir de sus propias vivencias. Además, así lo corroboró la directora de fotografía Raquel Fernández, quien añadió que “a las mujeres en el cine siempre se las cuestiona”.

Una realidad que cada vez es más complicada también en el mundo de la interpretación, según aseguró Ana Gracia, una de las actrices más reconocidas a nivel nacional por su aparición en series televisivas como Hospital Central o en largometrajes como Camino: “si ahora mismo ser actor es muy difícil, ser actriz lo es muchísimo más. Además, actualmente, la televisión es una máquina que se come a la gente y los actores somos de usar y tirar”.

Varias conclusiones

Los asistentes han descubierto las historias de varias profesionales de este mundo, de las cuales se pueden extraer varios puntos en común y sobre las cuales se ha llegado a varias conclusiones.

La primera de ellas es que “el cine no refleja la realidad, la realidad va muchísimo más por delante que la ficción”, idea que apuntó la directora de Insomnio o El Calentito, Chus Gutiérrez, y en la que todas las mujeres de la mesa redonda coincidieron. La guionista de largometrajes como La vida de los peces, Coral Cruz, apuntó que “solamente el 12% de los guionistas no son hombres”, lo que afecta a esta cuestión, ya que “en el contenido se refleja lo que somos”.

Momentos antes de comenzar la mesa redonda

La segunda conclusión a la que se ha llegado gira en torno a la importancia de la educación. “Éste es el problema y es lo que falla en muchos sitios, pero también en España. Es el problema radical más importante”, afirmó la montadora y también fotógrafa Julia Juaniz, quién anima a todas las mujeres “a seguir luchando”. Una lucha que tiene que continuar desde los colegios hasta cualquier trabajo o ámbito de la vida, porque es “muy importante implementar en todos los campos una visión de la identidad de género”, explicó Amanda Villavieja.

A pesar de la escasa paridad en esta cuestión dentro de la industria cinematográfica española, sí que hay ciertas profesiones en las que las mujeres están más presentes que los hombres. Este es el caso de trabajos como el de Rosa Estévez, directora de castings como los de la serie de televisión El Príncipe, o el de vestuario, como el de Patricia Monné.

Cargos que, junto con los de maquillaje y peluquería, tienen “un porcentaje más alto de mujeres que de hombres” trabajando en el sector, según señaló la diseñadora de las prendas de No habrá paz para los malvados, quién también reivindica “la esclavización de la mujer a ser la eterna joven”. Estévez subrayó que, en el caso de los profesionales de los casting de películas o series de ficción, “esto sucede porque es un oficio reciente”.

A pesar de algunas excepciones como estas profesiones, “tenemos mucho trabajo por delante. Las mujeres debemos intentar estar más presentes en foros, comités y mesas de decisión de proyectos para conseguir que sean paritarias”, aseguró María Zamora, productora que ha estado a cargo de películas como La Venganza o Verano 1993, quién también ha propuesto, de cara a la próxima edición de la Seminci, que se vuelva a realizar esta mesa redonda y que en ella también participen hombres.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Publicado en 62 Edición.