La Noche del Corto Español: la creatividad, a escena

La 62 Seminci acoge en la cuarta jornada del festival cuatro cortometrajes con una narrativa trágica

24/10/2017.- La 62 Seminci celebró el martes, 24 de octubre, La Noche del Corto Español, en una sesión celebrada en el Teatro Zorrilla en la que han participado El alquiler, de Pablo Gómez Castro; Areka (Cuneta), un corto del colectivo Atxur Animazio TaldeaMatria, de Álvaro Gago, y Le Vivre ensemble, de José Luis Sántos Pérez. Estas cuatro películas optan a un premio de 3.000 euros al ganador.

El director Pablo Gómez-Castro presentó su cortometraje El Alquiler, un film que ha sido rodado en Hollywood y que trata la historia de una pareja que opta por la gestación subrogada tras varios intentos fallidos de adopción. Sin embargo, esta aventura les hará darse cuenta de que no están tan unidos como ellos pensaban.

Punto de Encuentro celebra la Noche del Corto Español

Areka es la apuesta del director vasco Atxur Animazio Taldea. Un cortometraje de animación que ha contado con la colaboración de más de una veintena de jóvenes artistas. La historia de esta película se basa en la historia de Euxebio, cuyo padre fue asesinado durante la guerra civil española, y que a pesar de que la dictadura acabara hace mucho, no ha tenido la oportunidad hasta hoy de recuperar la memoria de su padre.

Otro de los cortometrajes que se proyectó fue de Álvaro Gago, Matria. Una película humanista que habla sobre la vida de Ramona, “una heroína cotidiana defectuosa”, según le define su director, Gago. Ramona es una mujer que, ante los desafíos que le presenta su rutina diaria, decide refugiarse en la relación que le une a su hija y su nieta. Una tragedia en la que la protagonista nunca pierde la esperanza.

Por último, la Noche del Corto Español concluyó con Le Vivre Ensemble, un cortometraje de 11 minutos en el que su director, José Luis Pérez, narra la historia de Julien, quién dirige una École en París. Tras el atentado de Bataclán, recibe del ministerio directrices sobre posibles amenazas, como los simulacros de atentado con niños. El problema radica cuando debe escoger entre salvar sus vidas o su inocencia.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Publicado en 62 Edición, Otras noticias, Punto de Encuentro.