Miguel Gomes, el realizador capaz de filmar casi con cualquier recurso

Clase magistral de Miguel Gomes en el Aula Mergelina de la Universidad de Valladolid

25/10/2018.- El realizador portugués Miguel Gomes ha impartido este jueves 2 de octubre una clase magistral en el Aula Mergelina de la Universidad de Valladolid, dentro del marco de la 63 Semana Internacional de Cine de Valladolid. Allí ha contado cómo inició su carrera en el mundo del cine siendo crítico, pese a que no le gustaba, pues él aspiraba a ser director. «Nunca quise ser crítico de cine, fue por accidente. Tenía una amiga periodista y tras la salida del crítico de cine que trabajaba en su periódico, me ofreció el puesto. Ahí escribí durante cuatro años y tenía fama de ser muy exigente, por lo que me gané algunos enemigos», explicó al público. Después de esa temporada, se lanzó a hacer un cortometraje porque «seguía con esas ganas de ser director» y aunque él mismo admite que no era un buen proyecto, «los comentarios de los críticos fueron buenos porque eran menos exigentes que yo», dijo entre risas, al tiempo que destacó la importancia de haber sido cinéfilo desde que era niño.

Uno de los momentos relevantes en su carrera, ha añadido el realizador, fue el comienzo en 1993 del festival de cortometrajes Curtas Vila do Conde, ya que por primera vez se otorgaban en el país ayudas a esos pequeños proyectos cinematográficos. «Es difícil empezar a filmar. Este certamen creó las condiciones para que el Instituto de Cine Portugués diera financiación a los cortometrajes y yo fui de la generación que se benefició de esa oportunidad», ha relatado.

Gomes, autor de cuatro largometrajes, ha contado las dificultades por las que pasó cuando grabó su primera película, Aquel querido mes de agosto. «El productor me dijo que no había dinero y que era mejor esperar un año más para poder conseguirlo. Pero pasados unos días, pensé que eso era una tontería, pues en el cine se pierde dinero si esperas. Lo que hice fue comenzar a filmar sin guion, me quedé ahí (en pueblos del interior de Portugal) y filmé durante varias semanas y después lo monté», ha continuado. En ese sentido, el director defendió la pertinencia de  aprovechar los recursos disponibles, inventar la manera de hacerlo, porque «no se puede luchar contra el mundo».

El realizador luso considera que todas las películas son políticas y asegura que a la hora de filmar siempre hay una conexión con la forma en la que cada uno ve el mundo, pero también ha aclarado que le gusta menos «ese cine militante que tiene una idea muy clara sobre cómo tienen que ser las relaciones sociales, porque es el espectador quien debe formar su propia idea. ¿Quién soy yo para decirle cómo debe ser?», se ha preguntado. Por ello, Gomes considera que es mucho más saludable que una película genere diferentes opiniones y sensaciones en el público: «el cine solo puede ser así, no puede pretender agradar a todo el mundo», añadió.

Asimismo Gomes ha contado que la inspiración para su segunda película, Tabú, fue una historia cotidiana relacionada con los vecinos de «una tía muy querida que siempre quiere ayudar a todo el mundo» porque son precisamente esas historias sencillas por las que el autor tiene preferencia.

También habló sobre su última película, Las mil y una noches, que dividida en tres volúmenes, retrata la complicada crisis económica que ha sufrido Portugal mezclando elementos de realidad y ficción. «Cada día la situación era peor y tenía que filmar en el país, tenía que inventarme una manera para captar lo que pasaba, pero yo no soy periodista, por tanto, tenía que hacerlo con herramientas de ficción», de ahí que utilizara el personaje de una moderna Sherezade. En este caso recibió financiación para realizar la película y durante un año se dedicó a filmar y a investigar junto a tres periodistas. “El resultado fueron seis horas y media de película, fue como un arca de Noé donde intentaba poner el máximo de animales”, ha explicado al público.

Además de participar este año en Seminci con los largometrajes Aquel Querido Mes de Agosto y Tabú dentro del ciclo dedicado a Portugal, Gomes es el presidente del jurado internacional de esta 63 edición.

Publicado en 63 Edición, Clases magistrales, Jurado, Otras noticias, Portugal.