Milko Lazarov, director de ‘Ága’: «‘Robar’ o ‘mentir’ no existen en yakut»

El director de la película, Miko Lazarov, y la productora, Veselka Kiryakova, en rueda de prensa.

25/10/2018.Ága, nuevo título a competición en la Sección Oficial de la 63 Semana Internacional de Cine de Valladolid, es una metáfora que narra los cinco minutos anteriores al apocalipsis, según ha explicado Milko Lazarov, director del filme que cuenta la vida de una pareja de esquimales, Nanook y Sedna, la última que viven en medio de la nada según las costumbres de sus ancestros. Distanciados de su única hija, Ága, que por un desencuentro familiar se fue a trabajar lejos del hogar, el filme gira en torno a la posibilidad de una reconciliación entre su padre y ella. «Ága representa la esperanza y Nanook, la sabiduría», ha acotado Lazarov en su encuentro con la prensa.

La película, una copoducción entre Bulgaria, país natal del realizador, Alemania y Francia, está ambientada en una indeterminada localización muy al norte, donde la temperatura durante el rodaje rondó los 42º C bajo cero, el tiempo se detiene y, a la vez, transcurre. Según ha afirmado Lazarov, era el entorno en el que esta historia cobraba sentido y, a la vez, cumplía sus exigencias estéticas. «Se podría haber ubicado en cualquier parte sin que el mensaje perdiera su sentido», aunque «si emprendo un futuro proyecto elegiría el mismo camino en lo que a escenarios se refiere». «En este momento no tengo ningún largometraje en mente, pero si hago otro sí me decantaría por este tipo de paisajes raros, lunares… porque me gusta esta estética», ha añadido.

Las cuestiones medioambientales no estaban en la mente del realizador cuando comenzó este trabajo, pero ha resultado omnipresente: «Es obvio, porque está ante la cámara. No hacía falta ponerle más intencionalidad». En palabras de Lazarov, «la gente que vive dentro de la naturaleza no respeta la naturaleza de forma premeditada; no hablan de ir a favor o en contra de la naturaleza, y matar animales forma parte de su supervivencia. Es otra forma de vivir. Hay conceptos para las que ni siquiera tienen palabras, como robar o mentir».

En cuanto a la parte de producción en las condiciones de temperatura del Polo Norte, Veselka Kiryakova, productora del filme, aseguró que no hubo problema alguno: «El equipo estaba cómodo por las condiciones en que se rodó y porque tampoco son muy distintas de su día a día. Tuve un debate con otros productores al respecto, porque querían rodar en primavera, cuando el tiempo es muy bueno: unos 30 ºC bajo cero». No en vano, los actores son originarios de la zona, tanto los no profesionales como los profesionales.

Aunque en España aún no está previsto su estreno, Ága ha llegado ya a las salas comerciales de Alemania y lo hará en breve a las de Suiza, Holanda, Bélgica y Bulgaria.

Publicado en Largometrajes, Noticia destacada, Otras noticias, Sección oficial.