Pacheco: «Estar aquí con ‘Jaulas’ es un sueño y lo que pase será un regalo»

El elenco de ‘Jaulas’ y del cortometraje ‘No me despertéis’, en rueda de prensa

23/10/2018.- Jaulas disfrutará de su premier en la 63 Semana de Cine de Valladolid, donde participa a concurso en Sección Oficial, y a su director, Nicolás Pacheco, el hecho de estar en la Seminci con su ópera prima ya le parecía un premio antes de venir. «El estreno en Valladolid nos va a brindar la oportunidad de compartir por primera vez con el público ideas, sensaciones, y sobre todo saber qué emociones despierta la película. Pero al margen de que guste o no, ya me considero un afortunado por participar en la Seminci, un festival que llevo siguiendo toda la vida», afirmaba mientras hacía los preparativos para su viaje a Valladolid.

El director ha estado respaldado en su presentación por una amplia representación del elenco: Estefanía de los Santos, Marta Gavilán, Manuel Cañadas, Belén Ponce de León, Antonio Dechent, Antonio Estrada, Stephan Mihai, Manolo Caro y Manuel Tallafé, además del productor Antonio Pérez. Sentado ya frente a prensa y público, durante la rueda de prensa posterior a ese primer pase, y acompañado de su productor y del elenco prácticamente al completo, explicó algunas de las claves, como el porqué de las acusadas características físicas de algunos personajes –“Al final, en todos hay algo que les impide ser libres»– o la intencionalidad con la que planteó el desenlace del filme, quién se salva y quién no.

Lo que no estaba tan premeditado desde el inicio fue el enfoque netamente femenino: «El guion lo terminé de escribir hace años y en mis historias siempre hubo personajes femeninos por una razón natural, instintiva. Mi familia está repleta de mujeres. De hecho, mi tierra, Andalucía, cuenta con una sociedad matriarcal heredera de costumbres, valores, ritos, estereotipos y maneras de pensar que hay que empezar a cambiar. La madre andaluza ha tenido un papel fundamental en nuestra historia y desarrollo, pero aun así no se le ha valorado ni se le ha dado el lugar que debiera. Yo quería hablar de esto. De una madre que emprende una huida hacia delante para dejar atrás el sometimiento y el atraso social en el que vive su hija».

Cuando traslada la historia concreta a un plano más general, su visión no puede ser más optimista: «Las dos protagonistas representan la figura de la libertad y la rebeldía de las mujeres, que cada vez es mayor en mi tierra. De esas mujeres que están preparadas para el futuro y empiezan a creérselo. Lo he visto en mis abuelas, en mi madre, mis tías, mis hermanas y ahora en mis sobrinas. Hay un salto generacional emocionante y prometedor».

La película ha sido un proyecto muy personal por distintos motivos. En primer lugar, sus cortometrajes anteriores le han servido para adquirir bagaje técnico y encontrar su propio estilo, pero además de «una mirada, una estética y unos temas», esta película recoge toda su trayectoria anterior, como el propio director ha reconocido. «De alguna forma u otra están todos mis trabajos anteriores. No solo los cortos. También el teatro, la pintura, la música y la escritura. Siempre he tenido una gran necesidad de expresarme y a lo largo de mi vida me he sumergido en diferentes disciplinas artísticas. Es curioso. Ahora siento que todo me ha servido para afrontar las dimensiones de un proyecto como este; es como si hubiera unido puntos para llegar hasta aquí, donde me encuentro ahora, en mi salsa».

Publicado en 63 Edición, Largometrajes, Noticia destacada, Otras noticias, Sección oficial.