‘Paisaje’, un recuerdo de la directora Jimena Blanco a la adolescencia

La directora de Paisaje, Jimena Blanco

20/10/2018.- Cuatro amigas, un viaje a Buenos Aires y un concierto de rock. Este es el argumento del film Paisaje, protagonizado por Laura Grandinetti, Camila Robinovich, Camila Vacarini y Ana Waisbein, en el que su directora, Jimena Blanco las ‘obliga’ a reinventar la amistad y a afrontar sus miedos.

Tras la proyección del largometraje, Blanco ha comentado que existen algunas referencias biográficas de ella misma en la cinta. «Hay cosas mías en los personajes, historias de otras amigas e incluso el pueblo del que parte la historia es donde yo me crié», ha expresado.

Blanco también ha asegurado que las protagonistas son igual de importantes y que lo que destaca de la película es la «unidad del grupo». «Desde el guion trabajamos a las cuatro como una sola, sin descuidar que cada una tiene un rol y unas cualidades diferentes», ha añadido. La directora, además, ha recalcado que la cámara actúa como un quinto personaje, que plantea unos planos muy ‘salvados’. «Hemos querido representar que cuando estás con alguien no ves el cuerpo entero, sino partes de este, algo que te atrae, como movimientos, la textura de  la piel… esa era la idea que queríamos transmitir», ha explicado.

El film está basado en una época indeterminada de los años 90 en la que las cuatro protagonistas están dejando atrás la niñez, con lo que la cinta refleja los cambios que van surgiendo en esta etapa. «La película tiene mucho de niñez, ellas juegan, pero luego también tienen situaciones de personas adolescentes; es un momento de la vida en el que ocurren muchas cosas», ha expresado la directora, que también ha añadido que el largometraje tiene tonos diferenciados que se pueden observar en la música y en los propios colores. «En un primer momento todo es más natural y hay música continuamente, algo que no ocurre hacia el final de la cinta, cuando además los colores empiezan a ser más oscuros», ha añadido.

Previo a la proyección de Paisaje, se ha podido ver el cortometraje Le jour extraordinaire, de la francesa Joanna Lurie, que muestra la historia de un entierro basado en una poesía. Para su realización en 3D, el productor, Marc Boyer, se ha encontrado con una dificultad: utilizar un color pastel. «En un primer momento se planteó el usar un modelo en dos dimensiones, pero la realizadora finalmente decidió no hacerlo así», ha añadido.

Publicado en 63 Edición, Punto de Encuentro.