Ripstein y Paredes reviven su colaboración en Seminci

El director mexicano y la actriz española, que trabajaron juntos en ‘El coronel no tiene quien le escriba’ y ‘Profundo carmesí’, reciben la Espiga de Honor del Festival

Arturo Ripstein, Marisa Paredes y Javier Angulo

21/10/2017.- La Semana Internacional de Cine de Valladolid ha propiciado hoy el reencuentro del director mexicano Arturo Ripstein y la actriz española Marisa Paredes. Viejos conocidos y compañeros, ambos reciben la Espiga de Honor del Festival en la Gala Inaugural de la 62 edición. Antes de subirse al escenario del Teatro Calderón, los dos han revivido sus proyectos conjuntos a uno y otro lado de la cámara en un encuentro con los medios de comunicación.

Arturo Ripstein dirigió a Marisa Paredes en dos de sus títulos de referencia: Profundo carmesí (1996) y El coronel no tiene quien le escriba (1999).  Ya se conocían personalmente, ha aclarado Ripstein, y cuando le dijeron que la actriz “estaba disponible” se lanzó a pensar en “todas la opciones” que le brindaba “el tener una actriz de ese calibre”. Contar con ella era al mismo tiempo “una alarma y un descanso”, ha añadido el director.

La actriz ha recordado de aquella primera experiencia juntos la dificultad de trabajar con un director que rueda casi todo en plano-secuencia, algo que “exige muchísima concentración, muchísima dedicación, muchísima entrega”. “O te pones en sus manos y te entregas como si fuese un amor puro y duro o Arturo te puede matar”, ha dicho entre bromas y veras Marisa Paredes. En su réplica, Ripstein se deshizo en elogios hacia la actriz. “He trabajado con los mejores actores posibles, ver a Marisa transformarse en el personaje escrito, imaginado, era formidable, porque va más allá. El talento y la elegancia son dones de los dioses del cine”.

Marisa Paredes ha situado como claves del éxito en la interpretación “el trabajo con rigor” y la coincidencia con directores que sepan lo que pueden sacar de un actor, porque “nadie es insustituible”. Aunque a Ripstein sí se le antojó “insustituible” Marisa Paredes cuando tuvo la oportunidad de trabajar con ella.

El director de la Seminci, Javier Angulo, ha recordado que los dos homenajeados comparten una trayectoria que justifica las Espigas que les otorga el festival. “Marisa Paredes es la gran dama del cine español, para mí la Deneuve española, capaz de enfrentarse a cualquier papel”. “Arturo Ripstein es el gran cineasta latinoamericano por excelencia”, autor de un cine “realista directo” capaz de captar “todo el latir de Latinoamérica”, ha valorado el responsable del festival.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Publicado en 62 Edición, Sección oficial.