Cine & Cambio Climático crece en programación y estrena la Espiga Verde

Cineastas y científicos analizarán fórmulas para concienciar al público y a la industria sobre la necesidad de respetar el medio ambiente, y evitar la contaminación en los rodajes

15/10/2018.- La 63 Seminci celebrará una nueva edición del Día del Cine y el Cambio Climático, una iniciativa que pretende poner de relieve la capacidad del séptimo arte para concienciar a los amantes del cine (especialmente los mas jóvenes) sobre los problemas medioambientales y contribuir a sensibilizarles sobre la necesidad de proteger el planeta frente a fenómenos como el denominado Cambio Climático.

Seminci ha contado para la organización de este evento con el apoyo cerrado de Greenpeace, Asociación Estatal de Cine (AEC), la Universidad de Valladolid, Ecologistas en Acción y el soporte de la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Valladolid. Por primera vez, las películas con valores medioambientales contarán con espacio propio en el palmarés, ya que este año se otorgará, por primera vez, una Espiga Verde, que contará con un jurado propio. Es decisión de Seminci que el premio tenga continuidad en los años próximos.

En esta edición, como novedad, el festival acogerá durante dos días -25 y 26 de octubre- las Jornadas de Cine & Cambio Climático. El primer día, científicos medioambientales y cineastas (guionistas, directores y productores) participarán en debate a puerta cerrada dividido en dos sesiones a las que asistirán también representantes de organizaciones como Greenepeace y Ecologistas en Acción. Por la mañana del día 25 los asistentes participarán en un taller de trabajo dirigido y moderado por Carlos de Castro, físico y profesor de la Universidad de Valladolid, en el que, usando como ejemplo escenas de películas, analizará (y debatirá con los cineastas) aciertos y desaciertos en la presentación de los conflictos medioambientales y en el tratamiento de los mismos. Se dialogará sobre los errores y tópicos habituales en las películas con temática medioambiental, y los lenguajes y enfoques correctos para que lleguen de forma sencilla y nítida las intenciones y mensajes a los aficionados al cine.

En la sesión de la tarde, conducida por el productor Álvaro Longoria, se planteará la cuestión ¿El cine contamina? Es sabido que los rodajes de películas son, generalmente, muy contaminantes para el medio ambiente por los muchos desechos y desperfectos que pueden generar en la zona donde se instalan. Hay iniciativas que permiten medir esos efectos, lo que se conoce como la huella ecológica tanto para rodajes como para eventos cinematográficos, como es la propia Seminci. Longoria y los reunidos analizarán los progresos en la búsqueda de rodajes sostenibles y, en ese sentido, pondrán sobre la mesa la necesidad de que se implante progresivamente la Green Shotting Card, un código de medidas para reducir la contaminación de los rodajes. Se verán casos concretos y, es posible que en la reunión salga el compromiso de someter a la medición de la huella ecológica de algún rodaje concreto de película.

La jornada del día 26 comenzará con la deliberación del jurado que, por primera vez, otorgará la Espiga Verde a la película que mejor represente los valores medioambientales de la 63 Seminci, fallo que se dará a conocer en la sesión de tarde. El jurado estará integrado por David Baute, director del Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias; el periodista de la Agencia EFE Arturo Arena, especialista en temas medioambientales; Mónica Parrilla, responsable de la campaña de Incendios Forestales y coordinadora del Equipo de Género de Greenpeace; Elvira Cámara, coordinadora estatal de Ecologistas en Acción, y Carmen Duce, ingeniera industrial y técnica de la Oficina de Cooperación Internacional para el Desarrollo de la Universidad de Valladolid.

En la tarde del día 26 se desarrollará una mesa redonda abierta al público y a los medios de comunicación en la que, además de darse a conocer el fallo del jurado, se presentará un resumen de lo tratado y las conclusiones de la primera jornada. En esta mesa redonda intervendrá activamente un representante Greenpeace, que explicará su punto de vista sobre los temas tratados en la primera jornada y  se referirá a las experiencias de la organización en el mundo del cine medioambiental, como es el caso concreto de la película que el propio Longoria está realizando sobre el deterioro de la Antártida y que tiene como testigos directos a los hermanos Javier y Carlos Bardem. También tendrá lugar la presentación de los planes de apoyo a la lucha contra el cambio climático por parte Ecologistas en Acción y empresas como Aquavall y Triodos Bank.

El apartado ecológico del festival se completa con la proyección en los cines Broadway (salas 5 y 9) de cuatro largometrajes documentales y un corto: Youth Unstoppable, de la directora canadiense Slater Jewell-Kemker; Die Grüne Lüge, del austriaco Werner Boote; Poisoning Paradise, de Keely Shaye Brosnan y Teresa Tico; y Cantábrico, de Joaquín Gutiérrez Acha, además del cortometraje Butine Badiaké: un buen viaje, de Pilar Díez y Paloma Pérez. Estos títulos optan a la Espiga Verde, así como otros títulos programados en Sección Oficial y Tiempo de Historia: los largos de ficción Aga, de Milko Lazarov, y Kona Fer Í Strid (La mujer de la montaña), de Benedikt Erlingsson, que se proyectarán en los teatros Calderón y Carrión, y el documental Viaje a los pueblos fumigados, de Pino Solanas, que se podrá ver en la sala 9 los cines Broadway.

 

Seminci, más verde que nunca

La Espiga Verde, novedad en esta edición

Para mantener una coherencia con su planteamiento en apoyo a la lucha medioambiental, y en especial el logro de frenar los efectos del Cambio Climático, en la Seminci se someterá al análisis de una empresa especializada en detectar la huella ecológica y su dictamen servirá para tomar medidas que favorezcan la protección del medio ambiente. El festival ya da pasos para adoptar prácticas más sostenibles, como la utilización de papel reciclado en uno de los libros que edita este año y de menor gramaje en el resto; la flota de coches del festival por la ciudad estará integrada por vehículos eléctricos de Renault; los actos del certamen prescindirán de las botellas de plástico, sustituidas por jarras de cristal, y la revista del festival ha reducido al mínimo sus fondos negros, que exigen un mayor consumo de tintas.

 

Películas que optan al premio Espiga Verde 

ÁGA, de Milko Lazarov (Bulgaria/Alemania/Francia)

CANTÁBRICO, de Joaquín Gutiérrez Acha (España)

DIE GRÜNE LÜGE (The Green Lie/La mentira verde), de Werner Boote (Austria)

KONA FER Í STRID (Woman At War/La mujer de la montaña), de Benedikt Erlingsson (Francia/Islandia/Ucrania)

POISONING PARADISE (Envenenar el paraíso), de Keely Shaye Brosnan y Teresa Tico (EEUU)

VIAJE A LOS PUEBLOS FUMIGADOS (A Journey To The Fumigated Towns), de Pino Solanas (Argentina)

YOUTH UNSTOPPABLE (Otro mundo es posible), de Slater Jewell-Kemker (Canadá)

Butine Bakiaké: Un buen viaje, de Pilar Díez y Paloma Pérez (España) – Cortometraje

Publicado en 63 Edición, Cambio climático, Noticia destacada, Otras noticias.