Trapero: «A veces mis personajes tienen que irse para ser quienes quieren»

Pablo Trapero, director de ‘La Quietud’

23/10/2018.- Pablo Trapero ha visitado por segunda vez a la Sección Oficial de la Semana Internacional de Cine de Valladolid. Mundo grúa estuvo en la 44 Seminci y, casi 20 años después, el realizador argentino participa con La Quietud, la película que podría considerarse el reverso femenino de El clan: una matriarca que controla a la familia, especialmente a sus hijas, un pasado familiar marcado por la corrupción durante la dictadura.

«Podría pensarse en ambos filmes como complementarios. No fue algo intencionado, pero durante el montaje sí vi que La Quietud tenía mucho más en común con El clan de lo que había imaginado», convino, aunque también afirmó que durante ese proceso pudieron constatar cuáles eran las grandes diferencias entre los dos filmes.

La similitud física entre las dos hermanas, en cambio, sí fue intencionada desde el principio. Tanto, que Trapero primero se aseguró de que las dos actrices iban a poder trabajar juntas y después escribió el guion. «El proyecto nace, precisamente, junto con la idea de que el parecido entre dos hermanas nos pudieran hacer presagiar que puedan ser un mismo personaje», ha afirmado durante la rueda de prensa previa a la proyección oficial del filme. Una idea para la que le sirvió de inspiración Luis Buñuel con su Ese oscuro objeto de deseo.

Esta posibilidad de dos personajes en uno está especialmente presente en el final de la película, que transcurre en Francia.  Según el director, nieto de segovianos emigrados a Argentina, las personas no son del país en el que nacen, sino de donde se sienten parte: «Mis personajes a veces tienen que irse para ser quienes quieren ser, y de la única realidad que quieren escapar los personajes de La Quietud es de su propia familia».

Publicado en 63 Edición, Largometrajes, Noticia destacada, Otras noticias, Sección oficial.