‘Yo imposible’, de Patricia Ortega, hace de pantalla a la intersexualidad

Lucía Bedoya y Patricia Ortega, actriz principal y directora de ‘Yo imposible’ que participa dentro de Punto de Encuentro.

21/10/2018.- La sección Punto de Encuentro ha estrenado el segundo largometraje de ficción de la directora Patricia Ortega, un proyecto de pequeño presupuesto coproducido en Venezuela y Colombia que muestra identidades sin género con la intersexualidad como eje de guion.

La película Yo imposible construye la historia de Ariel, encarnada por la actriz Lucía Bedoya, una joven modista que después de una relación sexual fallida descubre la mentira familiar que condicionó su vida: nació intersexual pero, a través de una cirugía correctiva, la criaron como una niña. Es un trabajo con actores y personas no profesionales donde la ficción se intercala con testimonios reales, en un camino a la libertad de identidad con el mensaje de “soy lo que yo quiera ser».

El coloquio tras la proyección en el Teatro Zorrilla, de estreno en España, ha contado con la presencia de la directora, guionista y productora ejecutiva, Patricia Ortega, y la actriz principal, Lucía Bedoya, quienes han explicado la forma de trabajar en el filme.

«Es parte de mi vida y de mi propio descubrimiento personal», explicaba la directora sobre la cinta que comenzó a crearse cuando se encontró con la primera chica intersexual en Venezuela, país donde «no se habla nada, no existe», comentaba Patricia Ortega. «Gracias a ella fui descubriendo, primero, a mi país; me fui dando cuenta de que en Venezuela las personas intersexuales están clasificadas como casos especiales de estudio en tesis de doctorado. A partir de ahí, me cuestioné si sería así en otros países, y comencé a conectarme con las redes de intersexuales de todo el mundo», dijo la realizadora sobre cómo llegó a juntar los testimonios que han dado forma al relato.

La actriz protagonista define como «un sueño» interpretar a Ariel, un personaje para «hablar por aquellos que no pueden o de las cosas que no se pueden definir». «Más que basarme en la diferencia sexual del personaje, me basaba en la diferencia que tenemos todos, que en algún momento de la vida nos hemos sentido diferentes», contaba Lucía Bedoya. Como nombra el título, una historia basada en lo imposible: «Esas cosas que en un principio parecen imposibles son las que hacen que el mundo se transforme y son las que tienen que salir a la luz para que precisamente, después, se vuelvan posibles», añadía la actriz.

Además, antes de la proyección de la película, también se ha presentado el cortometraje de Canadá Lunar-Orbit Rendezvous con la presencia de la directora Mélanie Charbonneau. El filme a concurso en la sección Punto de Encuentro es una historia de amor y ciencia ficción rodado en dieciséis milímetros «durante las frías noches del invierno canadiense» con dos protagonistas que llegan a una conexión especial durante su viaje a la Luna. Son Daniel, que quiere dispersar en las cenizas de su madre, y Claude, que desea volver a tener su menstruación. Explicaba la directora que la intención es «retratar la intimidad que se produce en el encuentro entre dos seres humanos» y cómo «encontrarse con alguien en la vida es algo bastante improbable, pero que sucede».

Publicado en 63 Edición, Otras noticias, Punto de Encuentro.